viernes, 2 de diciembre de 2011

Sunday's diary I

15 de marzo de 2014

Hoy es uno de esos días que marcarán historia. Será uno de esos días que serán contados y recordados durante muchísimos años... y no por alguna buena noticia, posiblemente por la peor de todas. Si hace dos años creí que el mundo mágico se acababa cuando echaron a mi abuelo del Ministerio y tuvimos que venir a refugiarnos a London Eye, ahora ya tengo la certeza de que el mundo tal y como lo conocía va a dejar de existir. Hoy murió el primer mago a manos de aquellos que dicen que son una amenaza, de aquellos que les tienen miedo porque la magia es algo que no pueden controlar... ¿Y qué culpa tenía ese pobre mago? Ninguna, y aún así murió en la pila y todo el mundo lo ha presenciado y muchos de ellos incluso lo habrán disfrutado.

Yo solo veo injusticia por doquier. Solo veo dolor y pena..., porque no quisiera estar ahora mismo en la piel de sus familiares que posiblemente no pudieron hacer nada para salvar esa vida inocente.

Mi abuelo no sabe ni que pensar de la situación... y mi madre, bueno..., ella está igual que todos los demás. Incluso he sido capaz de ver el miedo en sus ojos aunque intenta disimularlo, aún así me han dicho que no deje mis estudios en el instituto, que tenemos que seguir actuando con normalidad.
¿Será de verdad eso lo correcto? Supongo que algún día lo sabré.

29 de marzo de 2014

Siempre me ha gustado visitar Alemania... ¡Además el alemán es uno de esos idiomas que se me dan bien! Pero la visita que he tenido que hacer hoy no ha sido ni por mucho la mejor de ellas. Hubiese preferido que me castigaran...

Desde que ejecutaron a Sergey Vasiliev parece que las ejecuciones se han convertido en el entretenimiento de los muggles que han empezado a realizarlas por doquier. Esta vez fue Sabine Kerr, mi abuelo me ha contado que era una inefable del Ministerio de Magia alemán... y esta vez he podido ver en persona los rostros de los familiares que habían perdido a una madre y una esposa y sentí que no quería volver a pasar por algo así jamás..., pero en mi posición eso es pedir demasiado.

No sabes ni siquiera que decir para consolarlos y cuando lo intentas..., bueno, al parecer pueden pasar las cosas más extrañas y bizarras del mundo. ¿Acaso es normal que un hijo que ha perdido hace nada a su madre te bese cuando le estés consolando? Sobra decir que me he quedado helada y sin saber cómo reaccionar. ¿Cómo se reacciona a algo así? Aún ahora me lo estoy preguntando. De todos modos, Walter, que así es como se llama, me pareció un buen chico pero en el fondo de sus ojos vi que estaba perdido.
Yo también estaría perdida si estuviese en su situación... Sin mi madre y mi abuelo me sentiría completamente perdida en un mundo en el que aún a veces siento que no encajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario